Árbol Familiar con Fotos

Con la edad se tiende a valorar mucho más la familia sobre las cosas materiales por lo que un árbol genealógico familiar se convierte en el mejor regalo para nuestros mayores.

No se trata de conocer el origen y procedencia de nuestro linaje tanto como de ver reflejado en un diseño a toda nuestra familia, quienes son o han sido las personas que nos han importado en nuestra vida.

Generalmente estos trabajos se realizan en torno a un matrimonio que ocupa lugar en el tronco del árbol. En sus raíces se ordenan los padres y abuelos tanto del novio como de la novia, de los que a menudo no guardaremos fotografía y sólo los representaremos con el nombre.

Encima de los novios, en las ramas, se ordenan los hijos con sus cónyuges, nietos, etc.

Si queremos también podemos incluir a los hermanos con sus parejas en los laterales del árbol y seguidos de sus hijos, o bien colocar los escudos de los apellidos del matrimonio, uno a cada lado.

Este diseño nos permite poner nombres y, opcionalmente, fotografías de cada uno de los miembros de la familia (tamaño 3 x 4 cm aprox). También podemos incluir las fechas de enlace de cada uno de los matrimonios.

Dependiendo de los integrantes de la familia la composición del árbol variará por lo que no hay diseño que sirva de plantilla para todos. Cada familia es diferente, cada trabajo es diferente.

A veces puede llegar a ser tan numerosa que dificilmente se podrá representar con un árbol tradicional con su tronco, hojas, etc, y tendremos que optar por un diseño más esquemático.

En cualquier caso no es un trabajo que se pueda encargar y desentenderse de él hasta la recepción. La comunicación entre cliente y persona que realiza el árbol genealógico se convierte en fundamental para prevenir cualquier tipo de posible error de composición así como para pulir los detalles que puedan surgir.

Comentarios (0)